Parejas.NET - RSS

Mi puta preferida, y yo las mas puta ( Relato erótico Verídico)

Versión BETA
La primera red social de gente liberal
Parejas.NET

Actualizando la actividad de Parejas.NET ...

Lista de actividad en la Red Social de Parejas.NET en TIEMPO REAL

RELATOS PORNOParejas.NET

Mi puta preferida, y yo las mas puta (Verídico)
por Anónimo (Madrid - España)

12-04-2008

Ya hacia una semana que Vanessa había llegado a Buenos Aires y le quedaba tan solo una semana mas, y no quería quedar en deuda con mi invitada uruguaya. Sabia que iba a ser difícil cumplir sus fantasías, de cualquier forma sabia que me había portado bien, porque le encantaba enfiestarse y cada vez que podíamos nos enfiestábamos con varios tipos y cogíamos mucho. Ahora me quedaba la fantasía más difícil... esa que me moría de ganas de cumplirle, solamente para que ella gozara como una verdadera puta (como lo que es).

Ese Viernes a la tarde llame a Sol, una amiga que Vanessa había conocido. Les propuse que fueran a dar una vuelta por el centro de la ciudad porque yo tenia trabajo atrasado, y le pedí disculpas a Vane por no tratarla como se merece, pero ella sabia que estaba en buenas manos con Sol, que a pesar de no ser tan puta y abierta sexualmente como nosotras dos, es una chica divertida y con la que se puede salir y hablar de cualquier tema. Quedamos en que alrededor de las 9 de la noche nos juntábamos en Nazca y Rivadavia, para comer algo y planear nuestra noche.
Después de que ellas se fueron, llame por teléfono a Sebastián y le dije que venga para casa que ya teníamos el camino libre.
Cuando llego Sebastián yo estaba acostada en la cama, pensando en que iba a hacer esa noche.

- Sentate y pensá - le dije a Sebastián
- Mmm... No se me ocurre, bombón. La verdad es que tengo la neurona a cero... Tratemos de imaginarnos la situación, como la queremos, a ver si de esa forma se nos ocurre algo.
Después de haber meditado un rato, y prendiendo un cigarrillo le dije:
- Ya se, bonito ¡Se me ocurrió algo! ¿ te cuento? Después de largarle todo el rollo, el sonrió y quedamos en que pasaba a las 6 por casa para terminar los planes para la noche. Estaciono la camioneta en la puerta de casa y entro. Nos pusimos a cargar las baterías para la filmadora, y a verificar que los videos vírgenes andasen bien.
Me di un baño, salí de la ducha y fui para la pieza, Sebastián ya me había elegido la ropa: una tanga de algodón negra, bien chiquitita que dejaba todos los cachetes de mi culo al aire, me la subí bien haciendo que se metiera en la rayita de mi concha, Sebas la tomo de la parte delantera con una mano y de la parte trasera con la otra y empezó a moverla... mis juguitos ya la estaban mojando. Una remera que es como un corset (sin breteles) de lycra (no se si los hombres me entendieron...) de color blanco, y una pollera violeta cortita desigual, del lado derecho me llega por arriba de la rodilla y del lado izquierdo no a mitad de muslo. No me había puesto corpiño, así que (como casi siempre) los pezones se transparentaban. Me puse unas sandalias negras con un taco considerable, ni muy alto ni muy bajito.


- ¿Ya arreglaste todo, papito? - le pregunté
- Si, bebota... quédate tranquila que ya hable con Fachi y esta todo arreglado.
Nos subimos a la camioneta y fuimos a la casa de Fachi, para ver si el ya había hecho su parte. Lo tuvimos que esperar porque no estaba, así que volvimos a la camioneta y a pesar de mis nervios y mi ansiedad, todavía tenia la concha mojada de lo que había hecho Sebas con mi tanga, empezamos a besarnos y decidimos que era hora de cerrar los vidrios de la camioneta y poner el aire acondicionado, ya que hacia calor y como los vidrios son negros de afuera no se ve nada.
Abrí las piernas y los dedos de Sebastián empezaron a tocar mi concha por arriba de mi tanguita y la empezaron a correr, lo que también corrían eran mis jugos, estaba muy caliente, me calentaba mucho saber que le estaba por cumplir la fantasía a mi amiga y que ella la iba a pasar muy bien. Nos interrumpió Fachi, justo cuando mi macho estaba metiendo y sacando los dedos de mi concha de una manera sublime. Me acomode la ropa y Sebastián trato de ocultar su empalme.
Bajamos y entramos a la casa.


- Bueno, me van a contar para que querían a esos tipos... - dijo Fachi
- Después lo vas a ver en video - le respondí, mirando cómplicemente a Sebastián y sonriendo.
Le agradecimos y fuimos para Nazca y Rivadavia donde habíamos quedado que nos íbamos a encontrar con Sol y Vanessa. Como era temprano todavía, decidimos pasarnos para el asiento de atrás y verificar los equipos de filmación para esa noche. Como estaba todo bien y las chicas ya habían entrado al bar, nos bajamos de la camioneta y entramos.
Luego de cenar, llevamos a Sol a su casa porque tenia que salir con el novio, y nos fuimos hacia mi casa, Vanessa entro en la ducha y yo entre después de ella, mientras se bañaba, yo estaba sentada en el inodoro y hablábamos de lo que habíamos hecho en el día, le dije:


- ¿Qué te vas a poner?
- ¿A dónde vamos?
- Te tengo una sorpresita, así que quiero que te pongas tu mejor ropa, la ropa mas de puta que tengas... bueno esa quiero que te pongas.

- Bueno, si mi ama lo ordena, así lo haré - dijo entre risas...

Salí del baño y prepare unos tragos bastante fuertecitos, el de Vanessa era el mas fuerte de todos, conociendo sus gustos alcohólicos, le prepare justo lo que mas le gusta y mas ebria la pone...
Cuando salió de la pieza, ya estaba vestida. Tenia puesta una pollera roja muy cortita que apenas le tapaba los cachetes del culo hermoso que tiene, un par de zapatos de taco muy alto y fino, y un top negro que dejaba ver la parte de abajo de sus tetas, ya que era muy apretado y al tener las tetas tan apretujadas se le salían por debajo de la remerita.
Subimos los tres en la camioneta, yo me senté atrás con ella y Sebas iba solo manejando... pasamos a buscar a Ignacio por la casa y fuimos directo para el campo de mis papas mas o menos a 30 km de mi casa, les había avisado a los caseros que íbamos a pasar el fin de semana allá, para que se vayan y no nos molestaran... mejor dicho, no les molestara a ellos los gritos de placer de dos putas y sus machos.
En el campo hay dos casas: una es de dos pisos con seis habitaciones, un comedor, el living, la cocina y dos baños, la otra es en la que viven los caseros que es mas chica, pero no por eso menos cómoda. Como es de saber en los campos hay animales, y obviamente el mío no es la excepción. Gallinas, cerdos, patos y dos caballos, muchas plantas algunas son frutales otras no, una pileta en el medio del parque, cancha de fútbol y voley (improvisada) y un quincho para poder comer asado (aunque a mi no me gusta la carne, pero a la mayoría de los argentinos les enloquece el asado).
Llegamos al campo, entramos a la casa y dejamos los bártulos en la que es mi habitación. Vane fue al baño y nosotros nos quedamos viendo si había quedado bebida y comida... Un par de botellas de cerveza, una botella de champagne, whisky y ginebra... no había nada para comer, y ya era tarde para ir a comprar algo. Sebastián se acordó de que las estaciones de servicio tienen abierto el mercado hasta tarde, así que se subió a la camioneta y se fue a comprar acompañado por Vanessa.
Al rato volvieron con algo de comida, como por si alguien tenia un poco de hambre, mas que nada para engañar al estomago. Nos sentamos en la mesa y nos pusimos a tomar cerveza, después de hablar un rato, sonó mi celular. Era Fachi avisándome que estaba por llegar al campo, me levante de la mesa y le dije que entrara y que no hicieran ruido, porque sino la sorpresa se iba a disipar.
Le avise a Sebastián, el se fue para afuera con Ignacio y nosotras decidimos irnos al living a tirarnos en el sillón a ver si en la tele estaban pasando alguna película entretenida. Vane ya estaba un poco borrachita, me di cuenta de esto porque se reía de nada y se olvidaba lo que me iba a decir.
Entraron Sebas y Nacho acompañados por Fachi, hice las presentaciones con Vane.
La lleve a la pieza, cerré la puerta, nos sentamos en la cama y con cara de desorientada me dijo:
- ¿La sorpresa era ese flaquito? ¿Tiene linda pija?
- Vos no pensas en otra cosa que no sea tener verga y verga ¿no?
- Como vos... no pienso en otra cosa que no sean vergas duras. Si somos re putas, para que decir lo contrario, colega... - respondió sonriendo y abriendo las piernas para dejarme ver como su tanguita estaba húmeda y totalmente dentro de la raya de su concha palpitante.
Abrí las piernas, pasándome la lengua por la boca y mostrándole toda mi concha depilada y mojada con la tanga tan metida en la concha como la tenia ella. Entonces le dije:
- Tenes razón... además tenemos unas conchas hermosas, bien jugosas, insaciables... Vane, yo te voy a prometer una cosa y quiero que me escuches bien, si yo llego a faltar a mi promesa quiero que me lo digas ¿ok?
- Si, putita hermosa - me respondió pasándose los dedos por la concha.

- Hoy la vas a pasar muy bien, demasiado bien, ni vos te lo vas a creer... te vas a sentir una puta totalmente regalada, y yo te voy a ayudar.
Diciendo la ultima frase me levante, y la deje encerrada con llave en la pieza...

- Tranquilízate y quédate ahí adentro, no te hagas problema y confía en mi, acordate de mi promesa. - le dije.
Fui hasta la camioneta de Sebastián, y agarre las cámaras ya estaban listas para ubicarlas, pase por la cocina donde estaban los chicos y les dije que ya estaba todo, que me iba a ocultar las cámaras y que ellos hagan su parte.
Cuando pase por el living, además de mis dos machos y fachi, habían llegado 6 hombres mas, los salude con un hola, porque la verdad es que me producía un poco de repugnancia saludarlos, uno solo parecía una persona "normal" por que era el mas joven de todos y el mas "pulcro".
No les conté todavía cual era la máxima fantasía de mi puta ¿no?. Bueno se los voy a contar entonces, ella se calienta muchísimo y les encantan los tipos feos y las vergas bien sucias, creo que ya se los había contado a eso, su máxima fantasía era ser cogida, por un grupo de vagabundos borrachos.
No conseguí vagabundos, pero recordé que el papá de Fachi tiene un almacén y que todas los mediodía un grupo de borrachos que venden por la calle paran ahí a tomar vino y a comer algo. Siempre que iba a comprar al almacén y estaban estos hombres me decían cosas y a mi me daba un poco de miedo, ya que se notaba que no eran de fiar. Los primeros pensamientos que tuve sobre esos hombres creo que fueron imaginando que no tienen sexo muy seguido y que las minas lindas no les llevarían el apunte así que estarían bastante enojados por eso y se cogerían a mi amiga con mucha bronca y ganas.

Ubiqué las cámaras e hice las conexiones, después de avisarle a los chicos, entre a la pieza donde estaba Vane, y le dije que le iba a vendar los ojos, que no tuviera miedo que la iba a pasar muy bien.
La agarre de la mano y la lleve hasta la pieza mas grande (donde estaban ubicadas las cámaras), lo salude a Sebastián con la mano a través de las dos cámaras, para verificar que la imagen estuviera bien y que la ubicación de las mismas era la correcta.
A Vanessa la deje sentada en la cama y volví al living, las cámaras estaban bien ubicadas y se veía perfecto, así que me acerque a los 6 hombres y les dije:


- Bueno, ahora les voy a presentar a mi amiga, lo único que les voy a pedir es que no se priven de nada y que hagan todo lo que quieran con ella. Yo los llevo a la pieza, pero por ahora lo único que quiero que hagan es mirarla, no hagan ruido, porque ella no sabe nada de esto, es una sorpresita...

Fuimos para la pieza, y sin que Vanessa se diera cuenta la presente haciendo una seña con la mano. Salimos al pasillo de las habitaciones, Sebas, Fachi y Nacho estaban esperándonos... Sebas con la cámara restante en la mano, entonces les dije a los 6 borrachos...

- Sáquense la ropa, y por favor hagan el menor ruido posible, hasta que yo les avise.
Entramos todos a la pieza, menos Fachi que se había quedado en el pasillo, supongo que tendría vergüenza o pudor. Tome a mi puta de la cara y le di un beso profundo mientras la invitaba a que se recueste, le saque la remera... Sebas estaba con la cámara encima nuestro, filmando mi lengua jugando en las tetas de mi amiga y su cara de goce por la chupada que le estaba haciendo. Le saque la pollera y deje que los 6 tipos miraran esa tanguita y esa concha toda jugosa y caliente que quería asomarse por debajo. Le corrí la tanga con los dedos y me dedique a dejarle la concha bien bien caliente, jugando con mi lengua en el clítoris, mordiéndoselo y chupando bien fuerte, le metía los dedos y ella gemía desesperada... me pedía que no parara, fue entonces cuando cese mi juego y con movimientos rudos le rompí la tanga. Le saque la cámara a Sebastián y aproveche para filmarle toda la concha jugosa y bien colorada, con el clítoris que parecía que iba a reventar.
Después de esto dirigí la cámara a los 6 chabones, estaban desnudos y con las pijas totalmente paradas, sinceramente no resistía la tentación de probarlas, pero sabia que no eran para mi. Le di la cámara a Sebastián invitándolo a que filme el cuadro y poniendo mi mejor cara de puta en celo, me levante la remera y me subí la pollera sentándome en el piso, los seis machos me miraban y mi puta no paraba de tocarse la concha y gemir...
Abrí bien las piernas...corrí la bombachita y les mostré mi concha... Automáticamente me pare, me arregle la ropa, me acerque al mayor de los seis hombres y le dije al oído...

- Cuando yo cierre la puerta de la pieza, sácale la venda de los ojos y háganle de todo, ahí y ahí (dije enseñándole los lugares donde estaban ocultas las cámaras) hay dos cámaras filmando, así que traten de que se vea todo...
Camine hacia la puerta, y dije.

- Putita hermosa, escúchame un poquito, préstame atención.

- Siiiiiii... -me dijo en medio de un gemido
- Si queres algo, llámame ¿ok? - dicho esto salimos Nacho, Sebastián y yo de la pieza.
Cuando llegamos al living, Fachi estaba con la pija afuera del pantalón tocándosela a mas no poder, la tenia muy dura y colorada... y tenia la vista perdida en los televisores, supongo que su empalme y su paja era por eso. Cuando sintió que entramos, me miro comiéndome con los ojos y se paro. Yo simplemente sonreí y me fui a sentar al sillón en el que el estaba ya que era la mejor vista de los televisores.
Vanessa ya estaba sin venda en los ojos y tenia todos los agujeros llenos de pija... los otros dos tipos se pajeaban en su cara, ella gritaba y trataba de chupar la pija, mientras pedía mas y mas. Me calentaba verla, pero no entendía como siendo una mujer tan linda podía estar dejándose coger por esos tipos... era algo que no me entraba del todo en la cabeza.
En el living estaban la luces apagadas y la única luz que había era la que reflectaban los televisores. Fachi se sentó al lado mío con la pija en la mano, dándome un espectáculo hermoso, el haz de luz del monitor me dejaba ver su pija colorada y brillante. Le salía agua de la pija, yo me hacia la boba y miraba de reojo, por dentro tenia una calentura impresionante. Con la excusa de subir el volumen (ya que estaba del todo bajo), me estire pasando medio cuerpo por arriba de Fachi y apoyando mis tetas sobre su pija, mi calentura ya era evidente, hacer esto fue contraproducente ya que instantáneamente se me habían marcado los pezones y era notorio porque la remera era blanca y no tenia corpiño. Subí el volumen y me cruce de brazos para que no se diera cuenta (aunque sabia muy bien que ya había visto mis pezones durísimos).
Sebastián y Nacho estaban sentados en otro sillón y desde donde estaban veían perfectamente lo que estábamos haciendo nosotros.


- Che pajerman, te va a quedar la pija de goma boludo... ¿hace mucho que no la pones? - dijo riéndose Sebas
- Y también con lo que estoy viendo, como para que no me ponga loco.
-respondió, mirándome las tetas de una forma muy descarada y que me calentó muchísimo.

Vanessa dijo mi nombre, así que me pare y entre a la pieza. El mas pendejo de los 6 tipos, estaba sentado con la pija en la mano, pajeandose muy despacito, uno de ellos le estaba dando por el culo a Vanessa, otro le estaba empernando la chota por la concha, tenia una verga en la boca, el mas grande de todos le estaba dando por el culo a uno de los tipos, que por lo que supe después, era bisexual.
Me acerque a Vanessa y le pregunte que pasaba.

- ¿No te animas a dale una manito al nene ese, putita? - me dijo
- No, es tu noche, no la mía... además estos 6 son tuyos, yo tengo 3 machos bien calientes en el living, y una pija que nunca probé y tengo ganas de probar. Así que vos seguí con lo tuyo que yo voy a hacer lo mío ¿dale?. - le respondí Antes de salir de la pieza me acerque al chico que estaba sentado en la cama, lo hice que se pare, y lo lleve hasta donde estaba ubicada una de las cámaras... me levante la remera, mostrándole a la cámara mis pezones duros y las ganas que tenían mis tetas de pija.
Con una mano le agarre la pija... y lo pajee, le pedí que pusiera su verga en mis tetas. Me puso la pija en las tetas y yo me las agarre con las dos manos. Mientras el movía la pija entremedio de mis dos hermosuras. Me lleno de leche la cara, hasta los lentes de los anteojos tenia manchados.
Volví al living, lo llame a Sebas y le dije que se fuera con Nacho para una de las piezas que me quería quedar sola con Fachi porque por ahí no quería cogerme delante de ellos dos.
Vanessa gritaba y no paraba de gritar que quería mas poronga y que le dolía mucho el culo.

- Tengo el culo lleno de leche y me encanta... que puta que me hacen sentir - gritaba.

Cuando se fueron Sebastián y Nacho, me senté al lado de Fachi posición de indio, es decir colocando una con otra las plantas de mis pies, como se imaginaran se me levanto la pollera, esta había quedado un poco mas arriba de la mitad del muslo, y desde la perspectiva de el pibe no se veía mucho, pero me parece que imaginarse mi concha caliente y ver mis muslos, ya era mucho ¿o no? Puse mis dos manos entre mis muslos, como tapándome la concha. Fachi seguía tocándose la pija. Yo con mi mano derecha corrí la tanga, y con los dedos de la mano izquierda empecé a tocármela, y a gemir despacito, él mi miraba, se tocaba la poronga y no decía nada.
Se levanto del sillón, se paro delante mío y miro para todos lados, como buscando a alguien dentro de la habitación, de golpe sus ojos se clavaron en mi concha.


- ¿Te gusta? - me dijo moviendo su pija
- ¿Te gusta? - le respondí abriendo del todo mis piernas y metiendome dos dedos en la concha.
La respuesta fue un chorro de leche y fue la mejor que me pudo haber dado. Antes de que la leche quedara esparcida por todos lados y dado que nuestra posición era cómoda, me metí toda la pija en la boca y se la chupe hasta que le quedo chiquita de vuelta.
Había cumplido lo que quería, ya tenia otra pija mas en mi haber y otro macho que se calentaba pensando en mi. Y eso es algo que me encanta, tener pijas para mi, y tenerlas a todas bien calientes, que cuando me imaginen no puedan parar de acabar y de manosearse toda la chota; y que cuando me tengan adelante lo único que quieran conmigo es cogerme de todas las formas posibles y hacerme sentir la mas puta.
Después de que acabo, se fue a la pieza, yo me quede sola en el living y me hice acabe mirando como el culo de mi amiga se cogía al único que seguía con ganas de coger que era el pendejo... Cuando Vanessa aviso que estaba por acabar, yo también lo estaba por hacer, así que acabamos juntas, agarro la pija del pendejo y se la empezó a chupar con fuerza, se la mordisqueaba, mientras dos deditos le cogían la concha.
El mayor de los hombres decidió que ya era hora de irse, así que saludaron a Vanessa y vinieron para donde estaba yo, mi estado era el de una puta caliente como la que tenían en la pieza solo que sin haber sido cogida, estaba hirviendo con los dedos dentro de la concha y la verdad es que no me importo lo que podían pensar, solo sabia que se estaban calentando conmigo y eso me hacia sentir muy bien, muy puta, muy deseada.
Me levante del sillón donde estaba recostada, me puse la pollera y me acomode la remera y fui a la pieza donde estaban los chicos, le dije a Sebastián que los tipos se querían ir, juntamos la plata que le habíamos prometido y se la fui a llevar.
Les di la plata y se fueron, por el monitor miraba a Vanessa que estaba en la cama dormida, toda llena de leche... Fui a la pieza y saque las cámaras sin hacer ruido para que ella no se despertara. Estaba cerrando la puerta de entrada para irme a dormir cuando sentí una pija en el orto, y por como conozco esa pija, sabia que era de Sebastián, me deje tocar ya no estaba tan caliente, pero tener la pija de sebas en el culo y las manos dentro de mi remera y apretándome bien fuerte los pezones hizo que se me empapara la concha y que estuviera totalmente decidida a cogerme esa pija.
Me agarro de la mano y me llevo a la pieza. Nacho y Fachi estaban durmiendo. A pesar de que yo le dije que fuéramos a otro lado, el insistió en que me quería coger ahí.
No me negué, obviamente, me saco la ropa. Me puso en cuatro patas, se bajo el slip y sin esperar mi autorización, la metió de lleno en mi concha y empezó a coger muy fuerte mientras me tiraba del pelo.

- Sos un hijo de puta, como me la vas a meter así - le dije mientras gemía.

- Si te encanta, putita... además no creo que te fueras a negar si te pedía permiso ¿o si?
- Tenes razón, papito... Estoy muy caliente... quiero que me cojas mucho...

- ¿Así te gusta, perra puta?
- Mmm... ¿Por qué no invitan? - dijo Nacho, parándose de la cama y sacándose el short
- Veni papito, que hay un agujerito mas y una boquita con ganas de esa verga hermosa que tenes... - le respondí, mirándolo con mi mejor cara de puta.

Ignacio me agarro de la cabeza y me mando la pija en la boca, casi me hace vomitar a pesar de que no la tenia bien dura en ese momento, fue muy brusco.
Fachi estaba durmiendo boca arriba y Sebastián me dijo:
- Este boludo, es puto ¿che? Jajajajajaja... te estamos encajando pija por todos lados y el durmiendo... Ahora cuando te acabe quiero que lo despiertes, esta bien putita?...
Trate de decirle que si, pero la mano de Ignacio en mi cabeza no me dejaba, y la leche que me estaba tragando tampoco.

- Esta puta, ya me hizo acabar, a vos te parece boludo, como puede ser que chupe tan bien la pija y que sea tan perrita... Tengo unas ganas de hacerte ese culo... te aseguro que un día de estos no te vas a dar cuenta y te lo voy a romper todo.
Sebastián me acabo en las tetas, mi concha estaba caliente todavía, a pesar de que ya había acabado dos veces. Nacho se acostó en la cama y yo me senté arriba de Fachi y le baje el cierre del jean, pase mi mano por debajo del slip y le saque la pija... Estaba totalmente muerta, trate de metermela en la concha pero no pude, así que decidí chuparsela... Cuando se despertó, tenia cara de no entender nada, los veía a los dos chicos desnudos y a mi chupandosela.


- No entendes nada ¿no? - le dije. Y sin esperar respuesta seguí hablando - Igual no tenes que entender nada, lo único que quiero que sepas es que necesito tener esta verga en mi concha y ahora.
Abrí las piernas, y me trague la pija con la concha. Sebastián se había ido a buscar algo a comer a la cocina, cuando volvió, Fachi ya había acabado y yo me estaba atando el pelo. Los salude y me fui a acostar.
Fui a mi pieza, me saque la ropa dejándola tirada en la cama, me saque la tanguita y me acosté con la tanga en la mano... le había pedido a Sebas que me tirara un poquito de leche en la tanga así que la empecé a chupar, mientras me colaba dos dedos en la concha, deje la tanga en mi boca y con una mano empecé a manosearme las tetas, tenia los pezones bien duritos... realmente estaba muy muy caliente. Después de acabar me quede dormida.
Me desperté con la sensación de que algo frío me caía por la espalda, era Nacho que me estaba pasando un cubito por la espalda, iba desde el cuello hasta el culo, y cuando llegaba al agujerito trataba de meterlo, abrí las piernas como permitiéndole que lo hiciera.

- Puta, ponete en cuatro que quiero chuparte el orto - me dijo tirandome del pelo y pegándome un cachetazo en el culo.
Sin pensarlo ni un momento hice lo que me pidió, me puse en cuatro y me abrí de gambas... con las manos me abrí los cachetes del culo, mostrándole el agujero de mi culo. La lengua de Ignacio empezó a chuparme el culo. Me cogía con la lengua y me metía los dedos... mientras yo me pajeaba el clítoris.

- ¿Te gusta como te lo chupo, puta?
- Me encanta, papito... me pone muy loca... aaaaaaaaayyyyy meteme otro dedito mas... dale... tócame toda, soy tu puta
- Ya se que sos mi puta, y muy puta por cierto. Tengo la pija al palo, mas dura que esto no puede estar, te voy a echar un lechazo sin haberte cogido, así que para de gritar, porque quiero que grites cuando me tengas adentro, bien adentro...

Tenia tres dedos adentro del culo, y se estaba por venir el cuarto, había parado de tocarme la concha, sentía que cada vez se me mojaba mas y mas...
De golpe paro de cogerme con los dedos y sentí que me apoyaba la pija en el agujero del culo.

- No, papito!... ni se te ocurra me va a doler mucho - le grite con histeria
- Vas a gozar como lo que sos, una puta, te va a quedar el culo todo roto... te voy a meter todo el caño, quieras o no. Así que mejor cerra la boca conchuda, porque la sensación que vas a tener no te la vas a olvidar mas.

Empezó a empujar, yo le pedía que pare... me dolía mucho. La tiene muy gruesa, demasiado mas gruesa que lo normal... era la primera vez en mi vida que no quería que me pusieran una pija.

- Bueno, pendeja de mierda. Al final no sos tan puta reventada como pensé que eras, porque no te estas bancando mi chota en el culo, pensé que me ibas a dejar culiarte bien, resultaste ser una pendeja histérica que no le cabe garchar, ahora vas a ver lo que te hago por eso. - me dijo Cuando termino de hablar, sentí que me la clavaba toda, yo lloraba pero le pedía que no parara, gemía pero le decía que me la saque que me dolía mucho.


- Como te estoy rompiendo el culo, puta. No sabes como me calienta que estés llorando, porque se que te estas muriendo del dolor, pero sos tan reventada que se que no queres que deje de empernarte el culo... te va a quedar todo abierto, pero después no vas a querer otra chota en ese culo que no sea la mía, que ganas que tenia de hacerte el culo, puta de mierda. Que hija de puta que sos, no me podes calentar tanto...

- Basta!... no te das cuenta que me estas lastimando
- ¿Queres que pare? ¿Segura?
- No... segui cogiendome, pero no tan rápido - le dije.
Me empezó a dar mas duro... me decía que le encantaba como le apretaba mi culo en la pija y que no podía parar de darme masa... de golpe me la saco del culo y me la puso en la concha, lo próximo que sentí fue como me llenaba de leche y como le acababa en la pija.
Prendimos un cigarrillo y nos quedamos hablando, realmente me dolía mucho el culo, y lo cague a puteadas por eso, pero les aseguro que pocas veces había gozado tanto una cogida por el orto como esa. Me encanto tener la pija de Ignacio en el culo... Además mi culo era su primer culo... y eso me calentaba muchísimo.

Espero que les haya gustado.

Parejas.NET Visitar su web personal: clic aquí

Valora el relato:

(1 votos)

Parejas.NET Últimos usuarios que han pasado por aquí:

Parejas.NETENVIAR ESTE RELATO A UN AMIGO     |     Parejas.NETREPORTAR PROBLEMAS CON ESTE RELATO

Parejas.NET
Parejas.NET

relato
siguiente

Anterior relato

relato
anterior

© 1998/2013 Parejas.net - Todos los derechos reservados.
Este espacio cumple con la Ley 34/2002 (LSSICE) - [Condiciones generales] [Datos legales] [Webmasters]
Sistemas de protección contra el acceso de menores: Net Nanny | SafeSurf | Ciber Patrol | Cibersitter | Internet Filter

Parejas.NET